"NUESTRA TIERRA SE LLAMA "BAJA CALIFORNIA", NO SE LLAMA "BAJA":
SOMOS "BAJACALIFORNIANOS", NO SOMOS "BAJEÑOS"...

martes, 18 de mayo de 2010

FAMILIAS PIONERAS DE LA EX MISION DE SANTO DOMINGO DE LA FRONTERA, BAJA CALIFORNIA, MEXICO, Y OTRAS DE LA REGION.

El Presente artículo se escribe a petición de algunos lectores de la ex misión de Santo Domingo.

En las exploraciones llevadas a cabo por la orden de los franciscanos en el año de 1771, encontraron un sitio al noroeste de El Rosario, a unos cien kilómetros de distancia. Aquellas exploraciones fueron retomadas por los dominicos Manuel García, y Miguel Hidalgo, fundando la misión de Santo Domingo de la Frontera, siendo el segundo sitio con asiento misional español de la orden dominica, después de la de El Rosario, Baja California, siendo fundada el día 30 de agosto de 1775, a treinta kilómetros de las salinas de San Quintín, al pie de la Peña Colorada. En 1793 se reubicó la misión a tres kilómetros aguas arriba de la original, valiéndose de una llanura entre dos cañones cerca del arroyo.

En tal sitio se levantó la capilla, talleres de carpinteros y albañiles, habitaciones, cocina, granero, y la fragua. En el lugar se encontró suficiente agua, tierras para el cultivo, leña, y suficiente población nativa que justificaba el asiento misional. En 1798 se fundo la visita de San Telmo como apoyo a la misión de Santo Domingo de la Frontera, la que fue abandonada en forma definitiva el año de 1839. En la actualidad existe una capilla en la que se resguardan varios santos que datan del siglo XVIII, y que pertenecieron a diversas misiones de la península bajacaliforniana. La misión de Santo Domingo de la Frontera se encuentra en la actual Colonia Vicente Guerrero, región de San Quintín; a 185 kilómetros al sur de la ciudad de Ensenada, a 300 kilómetros al sur de la ciudad de Tijuana, la que hace frontera con San Diego, California, Estados Unidos de Norteamérica, y a 106 kilómetros al noroeste de El Rosario.

La ex misión de Santo Domingo, le fue vendida a José Luciano Espinoza Castro, primer dueño de la misión y su zona de influencia, la que incluía la mesa de San Ramón, sitio donde actualmente se asienta la colonia Vicente Guerrero.

Hacia el año de 1845, José Luciano Espinoza Castro recibe la misión, y sus tierras, que abarcaban un sitio de ganado mayor, que eran alrededor de 1,700 hectáreas para que en esa extensión formara su rancho y las crianzas de ganado tanto mayor como menor, es decir: vacas, caballos, mulas, burros, siendo estos el llamado “ganado mayor”, y las ovejas, cabras, cerdos, eran los llamados “ganado menor”. Cierta fracción del sitio entregado a Espinoza fue posteriormente llamado: Rancho San Ramón, y mas tarde aun, se le denomino: Rancho de Randall Young, ahora conocido como Rancho Hamilton.

José Luciano Espinoza Castro fue el encargado durante décadas de la compra y acopio de pieles de nutrias, que se cazaban en todas las bahías de la región de San Quintín, desde Punta Colonet, hasta la de Santa María, y también de la región de El Rosario. Extraía además grandes cantidades de sal de las salinas de San Quintín, la que utilizaban en la conservación de todo tipo de alimentos.

Los rancheros peninsulares, como los de la misión de Santo Domingo en este caso particular, realizaban trueques con los marineros de los buques balleneros, de piratas, o de cualquier otra índole que se fondeaban en las costas de la región; intercambiando bienes que eran de gran utilidad a bordo, y en los ranchos. Por parte de los rancheros, los marineros recibían: frutas frescas y secas, carnes fresca, seca, y salada, animales vivos como gallinas, chivos, ovejas, incluso becerros y vacas, queso, vino, verduras frescas, granos diversos, y sal en grandes cantidades. Por parte de los marineros los rancheros reciban: Café, azúcar, ropas de uso, herramientas menores, cuchillos, cucharas, trastes para cocina, cobijas, tabaco, cuerdas, alcohol, y armas de fuego principalmente.

José Luciano Espinoza Castro casó con María Felipa del Rosario de las Rosas Almenares, vivieron durante el resto de sus vidas en su rancho “Espinoza” de la misión de Santo Domingo”. Al ser el primer matrimonio del lugar, los hace la raíz mas antigua y profunda de los linajes del sitio, así que después de los misioneros, los soldados misionales, y al abandono de la institución misional por parte del gobierno mexicano, en la década de 1830, los Espinoza de las Rosas, se erigen como los primeros rancheros de esta región especifica, empezando a nacer sus hijos que mas tarde formarían la primer sociedad, junto con los Arce San Telmo, los Duarte de San Rafael, los Warner de La Calentura, los Zerega, los Martorell, y muchas otras familias que emparentaron con los Espinoza de las Rosas, y que a continuación asentaré algunos datos de diversas generaciones primigenias de personas y personalidades surgidas de este pequeño pedazo de tierra bajacaliforniana.

María de los Ángeles Espinoza de las Rosas, hija mayor del rancho Espinoza de las Rosas, se casó con el héroe bajacaliforniano originario de La Grulla, ubicado en la misión dominica de Santo Tomas de Aquino: ANTONIO MARIA MELENDREZ CESEÑA, hijo del soldado misional Guadalupe Aniceto Meléndrez Orantes, y de Susana Ceseña. María de los Ángeles y Antonio María no tuvieron hijos, pues a raíz de la invasión del pirata filibustero William Walker a esta tierra en 1854, en la que Walker pretendía segregar a Sonora y Baja California, de México, y con estos territorios formar la republica de: Sonora-Baja California, y después anexarla a Estados Unidos de Norteamérica. Antonio María Meléndrez Ceseña en unión de un bravo grupo de rancheros y nativos cochimies, persiguieron y hostigaron a Walker y sus forajidos, tanto que lograron expulsarlos de nuestra tierra con rumbo a la de ellos, en franca huida por el cañón de Cueros de Venado, ubicado al Este de Tijuana, cuando Meléndrez le pisaba los talones al intruso. Meléndrez pagó con su vida la heroicidad de sus actos, ya que el infame cobarde y once veces presidente de México: su alteza serenísima Antonio María de Padua Severino López de Santa Anna, lo mandó fusilar por traición a la patria; sus cobardes órdenes las cumplieron sus cobardes soldados en la ex misión de San Vicente Ferrer, Baja California, el mismo año de 1854, los mismos soldados que no defendieron este suelo de tal invasión extranjera. Sigo sin entender a qué patria traicionada se refería Santa Anna, o será que nunca lograre entender el oscuro lenguaje de los políticos?.

María de los Ángeles Espinoza de las Rosas se casó en segundas nupcias en 1865 después de enviudar de Meléndrez, con José Rosario Marrón Murillo, (en ocasiones se le encuentra como Carrillo):

Según el árbol genealógico descrito por el profesor Luzsiglo Marrón Amaya, en su línea directa: José Rosario Marrón fue hijo de Juan Marrón y de María Elena Murillo: José Rosario se casa con María de Los Ángeles Espinoza de las Rosas, naciendo de ellos José Marrón Espinoza, quien se casa con Manuela Real, y de este matrimonio nace Pablo Marrón Real, quien a su vez se casa con Altagracia Amaya: y de ellos nace Luzsiglo Marrón Amaya, quien junto con María Guadalupe Luna Andrade, procrearon a Omar Marrón Luna. En esta relación sólo se analiza la línea del profesor Luzsiglo Marrón Amaya, hermano del también profesor Juvenal, sin embargo el tronco de la familia Marrón emparentada con la familia Espinoza de las Rosas es bastante mas grueso de lo aquí asentado. Hasta aquí dejo la relación del profesor Luzsiglo Marrón Amaya.

Martín Espinoza de las Rosas se casó con Concepción Meléndrez Ceseña; originaria de La Grulla, ubicada en la ex misión de Santo Tomas de Aquino, hija del soldado misional Aniceto Guadalupe Meléndrez Orantes y de Susana Ceseña: Tuvieron una hija llamada Eulalia.

Juan Bautista Espinoza de las Rosas fue casado con María Dolores Acevedo, sin embargo Juan Bautista falleció a los 22 años de edad, fueron los padres de María Ambrosia, quien a su vez fue casada con el sinaloense Francisco Sarabia; siendo los padres de: Eufemio, Bautista, Heraclio, Faraón, Francisco, y Claudio; Francisco Sarabia tenia dos hijos anteriores llamados: Ruperto y Teresa, que lo trajo niños de Sinaloa y fueron criados por María Ambrosia.

Destaca en esta familia la muerte de Claudio Sarabia Espinoza, en el rancho El Salitral, de la ex misión de San Vicente Ferrer, Baja California, en defensa del territorio de Baja California, por invasión filibustera del día 22 de junio de 1911. Una escuela en San Vicente Ferrer, lleva su nombre.

Nepomuceno Espinoza de las Rosas fue casado con Manuela Villegas.

María Ramona Espinoza de las Rosas se casó en 1862 con el venezolano Cecilio Zerega (segundas nupcias para él).

Eugenio Espinoza de las Rosas fue casado con Soledad Warner originaria del rancho La Calentura: fueron padres de María de los Reyes Espinoza Warner (falleció a los 21 años de edad) fue casada con Aniceto Duarte, y fueron padres de: María Marciana, Gregorio y Teofilo.

Bárbara Espinoza de las Rosas se casó con Rufino Arce Salgado, Vivían en San Rafael, y en Arroyo Seco, aunque se casan hacia 1864 en San Telmo, y fueron los padres de: Francisco, Antonio, Rufino, Simón, Josefina, Antonio María, y Juana.

Transcribo aquí el árbol genealógico del ingeniero Francisco Arturo Arce Zepeda, elaborado por él mismo, quien desciende de Bárbara Espinoza de las Rosas y de Rufino Arce Salgado, es decir: Francisco Arce Espinoza (1873-1944) se casa en San Telmo con Altagracia Duarte Acevedo (1881-1957), fueron padres de Francisco Arce Duarte (1902-1993), padre de Francisco Arturo Arce Zepeda (1947): Analizando por otra parte, Francisco Arturo Arce Zepeda desciende de Rufino Arce Salgado quien fue hijo de Ignacio de Jesús Arce casado con Josefa Salgado Camacho, también fueron padres de Rita esposa de John B. Hyde avecindado en San Quintín, y de Juan de Dios casado con Isabel Zerega Ocio; hija de Cecilio Zerega y de Rosario Ocio Vidal. Ignacio de Jesús Arce fue hijo de José Gabriel Arce (1727-1798) y de Ana Gertrudis Velasco (¿-1785), todos ellos radicados en San Telmo, visita de la misión de Santo Domingo de la Frontera. Hasta aquí dejo la relación de Francisco Arturo Arce Zepeda.

Aunque Francisco Arturo Arce Zepeda además de descender de José Luciano Espinoza Castro (1797-1869), también es descendiente de Carlos Espinoza Castro (1778-1883), ya que Altagracia Duarte Acevedo fue su bisnieta, siendo ella hija de María Vicenta Acevedo Espinoza (1849-¿), y de Aniceto Duarte Salgado: María Vicenta fue hija de María Rita Espinoza Salgado (1833-1905) y de Loreto Acevedo Ceseña 1827-1865): María Rita fue hija de Carlos Espinoza Castro y de María Dolores Salgado Camacho (1811-1892).

Así como Francisco Arturo Arce Zepeda desciende de los hermanos Carlos y José Luciano Espinoza Castro, Rigoberto Martín del Campo, Juma Espinoza y Roberto de la Torre Ames descienden de Perfecta Escolástica Espinoza Castro y de Julián Jesse Ames: Para mi caso desciendo de Carlos Espinoza Castro: Todos descendemos del español Juan Nepomuceno Espinoza y de la Cochimi Loreto Castro: Llamada por los misioneros “Mamá Espinoza”.

Paula Espinoza de las Rosas fue casada con José Álvarez.

María Gertrudis Espinoza de las Rosas fue casada con el Español Francisco Martorell, fueron los padres de: Nemorio, Agustín, Sebastian, y Antonio.

María Antonia Espinoza de las Rosas, falleció en San Telmo a la edad de 43 años en año de 1892, no me ha sido posible investigar mayores datos sobre ella.

El matrimonio Espinoza de las Rosas se encuentra relacionado con numerosas familias de la región, siendo entre muchas otras: Amador, Marrón, León, Capaceta, Arce, Duarte, Warner, Martorell, Sarabia, Acevedo, Meléndrez, Candolfi, Legaspy, etc.

José Luciano Espinoza Castro, hermano menor de Carlos Espinoza Castro patriarca fundador del linaje Espinoza en El Rosario, Baja California, fueron hijos del español Juan Nepomuceno Espinoza (1730?-1799) y de la nativa Cochimi Loreto Castro (1758?-1838).

José Luciano Espinoza Castro falleció en su casa de la ex misión de Santo Domingo de la Frontera, el día 02 de noviembre de 1869, a la edad de 72 años ya que había comido higos envenenados para las ardillas.

María Felipa del Rosario de las Rosas Almenares fue hija de Dionicio de las Rosas y de Loreto Almenares, quienes radicaban en la ex misión de San Vicente Ferrer. Falleció en San Telmo a la edad 86 años el día 10 de abril de 1897.

Dejo asentados los nombres de algunas de las familias pioneras de la región, y que fueron contemporáneas, y anteriores de la Espinoza de las Rosas, anteriores y posteriores:

Ex misión de El Rosario: Domingo Aguilar y Columba Savin: (familias Cochimi, desde tiempos inmemorables). Abuelos maternos de los Ortiz Aguilar de El Rosario.

Ex misión de El Rosario: Carlos Espinoza Castro (año de 1800)

Ex misión de El Rosario: José Rito Ortiz y María del Carmen Espinoza Castro (1809)

Ex misión de El Rosario: Julián Jesse Ames y Perfecta Escolástica Espinoza Castro (1810?).

Misión de Santo Domingo de la Frontera: Espinoza de las Rosas (1828)

Sante Telmo de Arriba: Santiago Domingo Arce, Ignacio de Jesús Arce ( año de 1822?)

Ex misión de San Vicente Ferrer: Estanislao Salgado (1812)

Ex misión de Santo Tomas de Aquino: Antonio L. Sosa (año de 1835)

Ex misión de El Rosario: Acevedo (1827), Marrón (1822),

La Grulla, de la ex misión de Santo Tomas de Aquino: Aniceto Gpe. Meléndrez Orantes, Juan Ignacio Ceseña, José Sáez.

Otras familias que se asentaron en diversos lugares y que provienen de soldados misionales o de Cuera, encabezadas por:

Estanislao Salgado, Estanislao Armenta, Juan Ignacio Ceseña (La Grulla), Joaquín Márquez, Manuel Adarga, Vicente Rosas, Manuel Machado (Rancho Playas de Rosarito), Gpe. Aniceto Meléndrez Orantes (La Grulla), José María Aguilar, José de Jesús Castro, Benito Calderón, José Álvarez, Ignacio López, Domingo Zazueta, José Sáez (La Grulla), Ignacio Ceseña, Trinidad Orantes, Macedonio González, Simon Avilez, Carlos Espinoza Castro (Ex misión de El Rosario), José Cota, Perfecto Duarte (San Rafael, Francisco Javier Gatelum, José Manuel Ruiz (ambos radicaron en la Ensenada de Todos Santos), Santiago Domingo Arce, Ignacio de Jesús Arce (San Telmo de Arriba).

Esta última lista la describe Manuel Clemente Rojo Zavala, en sus “Apuntes Históricos de la Frontera de la Baja California que los inició en casa de Carlos Espinoza Castro en El Rosario, el día 19 de octubre de 1848”, publicados con notas de Carlos Lazcano Sahagun y Arnulfo Estrada Ramírez, en marzo del año 2000.

Otras Familias de gran arraigo en la región son: Loya, Vidaurrázaga, Collins, Aguilar, Arauz, Peralta, Granados, Olachea, Ramonetti, Ormart, Appel, Ruffo, Cochran, Pellejeros, García, Villegas, Camacho, Quiñones, Smith, Maclis, Castillo, Villalobos, Grosso, Murillo, Peña, Lamadrid, Dunn, Fernández, Verdugo, Villarino, Casillas, Reseck, Montañés, Gilbert, Casian, Chacon, Morales, Caballero, Crostwaithe, Núñez, Cajeme, Ibarra, Gaxiola, Romero, Real, Meza, Gerardo, Martínez, Gómez, Díaz, Villavicencio, Valladolid, Flores, Meling, Johnson, Pompa, Perpulí, Salizoni, Márquez, etc.

AUTOR DEL ARTÍCULO:

ING. ALEJANDRO ESPINOZA ARROYO

EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA

16 DE MAYO DEL 2010.

Nota 1.- Las familias que en este artículo se mencionan son algunas de las que se relacionan de alguna manera con las de la Misión de Santo Domingo de la Frontera, Baja California, sin embargo no son todas, ya que por espacio no es posible aquí abundar, o no se ha tenido información precisa para relacionarla. Además que no es para nada fácil armar estos rompecabezas: Gracias por su comprensión.

Nota 2.- Conocí y platique ampliamente en Ensenada con Heraclio y Faraón Sarabia Espinoza, quienes en 1970 eran personas de avanzada edad; ellos me narraron varias de las relaciones antes citadas.

6 comentarios:

Susana arce nuñez dijo...

Que pena creó que le faltó información muy importante mi suegra maria Luisa Zepeda espinoza maestra y José Luis arce Zepeda también fue pionero como hijo de francisco arce duarte de san telmo y mi padre Roberto Nuñez manrriquez uno de los fundadores de el ejido bramadero su abuela paula zerega por lo tanto mis hijos susana arce nuñez y jose Luis arce Nuñez son descendencia, y vivimos actualmente en san telmo

Anónimo dijo...

Buenas tardes Susana Arce Nuñez. No le de pena. Estos trabajos son como armar un rompecabezas, del cual todas las piezas estás dispersas por lugares que no se sabe, así que en buscar los datos, toma mucho tiempo y esfuerzo, por esa razón cuando alguien como usted agrega información valiosa es de gran importancia. Le dejo mi correo por si gusta comunicarse con su servidor y ver la posibilidad de insertar mayores datos bajo su nombre.
ingespinoza_57@hotamail.com Gracias de nuevo, quedo a sus ordenes.
Atte.
Ing. Alejandro Espinoza Arroyo
Cronista de la región de El Rosario, Baja California.

Francisco Javier P. Bonilla dijo...

De la familia Ormart, en San Telmo, no tiene algún registro?

Panteonero dijo...

Gracias por compartir, soy Melendrez del sur de la Peninsula y esto me ha servido muchisimo. Gracias!!!

Panteonero dijo...

Gracias por compartir, soy Melendrez del sur de la Peninsula y esto me ha servido muchisimo. Gracias!!!

Rogelio Padilla dijo...

SI TIENEN ALGUN COMENTARIO O BUSQUEDA SOBRE EL APELLIDO AGUILAR, LOPEZ O VILLAVICENCIO PUEDEN ESCRIBIRME A MI CORREO roypad@hotmail.com