"NUESTRA TIERRA SE LLAMA "BAJA CALIFORNIA", NO SE LLAMA "BAJA":
SOMOS "BAJACALIFORNIANOS", NO SOMOS "BAJEÑOS"...

sábado, 23 de julio de 2011

MENSAJE ENVIADO AL LICENCIADO JOSE GUADALUPE OSUNA MILLAN: GOBERNADOR DE L ESTADO DE BAJA CALIFORNIA, (2007-2013).

CON MOTIVO INCORRECTO USO CADA VEZ MAYOR DEL NOMBRE DE BAJA CALIFORNIA.
Por Ing. Alejandro Espinoza Arroyo
23 de Julio de 2011.

El día de ayer viernes 22 de julio del presente año, le envié una solicitud a nuestro gobernador, aprovechando un portal en internet, por él utilizado para mantener contacto ciudadano; le envié mis comentarios con motivo del cada vez mayor número de personas que mal hacen en llamar “BAJA”, a nuestra querida y bella tierra: BAJA CALIFORNIA.

Y es que no es cualquier cosa, la Baja California, existe con ese nombre desde hace ya muchas décadas, que aunque antes se le conocía solo como CALIFORNIA, en la época en que éramos un patio trasero de España; sin embargo no hace mucho en que en Estados Unidos de Norteamérica, por la costumbre que ellos tienen en sintetizar, o abreviar las palabras, les dio por llamar a ésta tierra con el solo nombre de ‘BAJA”, lo que al paso de algún tiempo cientos de personas de éste lado de la frontera, consciente o inconscientemente lo han aceptado, y divulgado entre sus jóvenes y niños, como si costara tanto pronunciar las dos palabras: BAJA CALIFORNIA.

Le pedí de la manera más atenta al Gobernador José Guadalupe Osuna Millán, el que él como primera autoridad del Ejecutivo Estatal, nos apoye a los bajacalifornianos, en al menos intervenir para que en la publicidad y promoción que se hace desde su gobierno, no se utilice la palabra “BAJA”, para referirse a nuestra entidad.

Y es que por ejemplo, en el Instituto para el Deporte y la Cultura Física, conocido como INDE, por sus siglas, hace en todas sus promociones en masivos medios de comunicación, el inadecuado uso de la palabra “BAJA”; en sus autobuses, en sus cartelones, en las camisetas de los deportistas que muy dignamente nos representan dentro y fuera del Estado, se proyecta al Estado de “BAJA”.

Por otra parte, este año he asistido en dos ocasiones al congreso del Estado de BAJA CALIFORNIA, y con pena escuché en voz de algunos legisladores, comentarios, como:

Cuando llegué a la “BAJA”
Cuando fui a la “BAJA SUR”

Por si fuera poco, los medios de comunicación, haciendo su labor de difundir masivamente lo que se dice, y lo que se hace en las fuentes que investigan, dan como buena la palabra “BAJA”, así que a niños, jóvenes, y adultos nos llega subliminalmente ese mensaje, ya sea leído, o escuchado, lo que de seguro en algún tiempo futuro, la sociedad aceptará, sin darse cuenta tal vez, la pérdida paulatina del uso adecuado de nuestro nombre como región, pues será una “Cultura” heredada, por quienes deberían protegerla, con su actuar en los espacios públicos donde los ha colocado la sociedad.

Por esa razón le he solicitado a nuestro gobernador, que nos haga el bien a los que ahora vivimos aquí, para los chicos, y jóvenes que se encargarán de llevar hacia el futuro lo que ahora les hagamos saber y entender.

Por mi parte jamás aceptaré que soy “BAJEÑO”, pues nací en Baja California, México.
Para el caso del INDE, no se puede más que aplaudir los grandes logros que nuestros jóvenes deportistas han dado a BAJA CALIFORNIA, gracias al gran esfuerzo que el propio INDE, sus instructores, y los muchachos dedican a la tarea que llevan a cuestas; entonces, les pregunto a sus directivos, a los que allí toman las decisiones:

¿Por qué no proyectar a nuestra tierra de manera debida?

El presente mes de julio, el día dos, mi tierra EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA, cumplió su aniversario, 237 de su fundación; y siempre se ha llamado así, desde aquel lejano día, en el que por cierto Juan Nepomuceno Espinoza, fundador de nuestro linaje en Baja California, estuvo presente.

No ha faltado, desde luego, que en mi tierra algunos bárbaros han escrito en la fachada del negocio: EL ROSARIO, BAJA, MEXICO. ¡Qué Horror!, no cabe duda que seguimos en muchos aspectos siendo Colonia, no cabe duda que nos seguimos deslumbrando con espejitos, como lo hicieron los nuestros cuando se inició la conquista de México, hace ya casi cinco siglos; ahora nos deslumbran palabras bonitas, dulces, o cortas: “BAJA” por ejemplo.

La primera vez en que me acerqué a un Gobernador, fue en 1979, cuando contaba con 22 años de edad, fue con Don Roberto de la Madrid Romandía, a quien le solicité de favor que no permitiera los bailes en el antiguo edificio estilo inglés que existe en el Rosario desde 1921; así lo hizo, envió la orden, y a la fecha es el único de ese tipo que existe en Baja California, de más de cincuenta que construyó el Gobernador Esteban Cantú Jiménez. En 1992, encabecé la rehabilitación del inmueble, fundando en 1994, el Museo Comunitario “EL ROSARIO”, con apoyo de la comunidad, empresas privadas, y el Instituto Nacional de Antropología e Historia: INAH.

Reconociendo que la petición que me atrevo a hacerle al gobernador Osuna Millán, es mucho mayor, guardadas las debidas proporciones, y que la historia le dará el valor merecido.

En mi tercer libro, que estoy haciendo público en ésta página de internet, lo he llamado:

“MEMORIAS BAJACALIFORNIANAS”: NUESTRA TIERRA SE LLAMA BAJA CALIFORNIA, NO SE LLAMA “BAJA”; SOMOS BAJACALIFORNIANOS, NO SOMOS “BAJEÑOS”.


Todos estaremos agradecidos creo, cuando comprendamos esta situación, y con lo que nuestras autoridades hagan en la defensa de nuestro legado.

AUTOR DEL ARTÍCULO:
ING. ALEJANDRO ESPINOZA ARROYO
EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA, MEXICO
SABADO 23 DE JULIO DE 2011.

NOTA: En “TU BICENTENARIO”, MEXICO 1810-2010, se publicó un artículo de mi autoría, en el cual hablo de la historia de la palabra CALIFORNIA, y en cómo nos llegó el nombre.

Antes se le llamaba California, después Antigua California, y más tarde: Baja California: ¿Permitiremos que en el futuro se llame solo: “BAJA”?; Esa es la tarea que tenemos, esa es creo la postura que debemos defender.

No hay comentarios.: