"NUESTRA TIERRA SE LLAMA "BAJA CALIFORNIA", NO SE LLAMA "BAJA":
SOMOS "BAJACALIFORNIANOS", NO SOMOS "BAJEÑOS"...

martes, 7 de septiembre de 2010

CONMEMORANDO EL ANIVERSARIO 236 DE LA FUNDACION DE EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA, MEXICO.

El pasado mes de julio, el día 2, se cumplieron 236 años de la fundación de mi tierra El Rosario, Baja California, México, con origen misional, de la orden Dominica.

La comunidad representada en las personas de Carolina Espinoza Murillo, Nicida Patricia Collins Espinoza, Guilebaldo Espinoza Valladolid, Leonel Antonio Duarte Higuera, y Ramón Adolfo Loya García, al frente de la Organización Cultural de El Rosario: OCR”, fundada por ellos mismos en febrero del 2010; aunque los trabajos tuvieron sus primeros pininos en 2005, a iniciativa en aquel entonces de Carolina Espinoza Murillo, Antonio Muñoz, Guilibaldo Espinoza Valladolid, Gloria Isela Arce Espinoza, y Jesús Chávez, desde cuyo año se han realizado magníficos eventos con tendencia cultural, deportiva, y turística, que en mucho realzan a El Rosario. Con mucho entusiasmo y no poca dedicación, dinero de sus propios bolsillos, y de todo su tiempo, los organizadores han proyectado a nuestro pueblo de una manera positiva, sana, y elocuente a todas luces, por lo cual este artículo es dedicado a su excelente labor, y al cariño con el que representan y exhiben el ser rosareño.

La inauguración del evento se llevó a cabo en las instalaciones del “Museo Comunitario de El Rosario”, el pasado viernes 30 de julio, en donde tuve el honor de ser distinguido por los organizadores para que en nombre del pueblo, cortara el listón conmemorativo para dar inicio a las festividades, así como dar a conocer en el acto uno de mis artículos escrito a propósito para ese importante evento, el que denominé: “SITIO EL ROSARIO, UBICADO EN TODAS LAS ERAS”.

El patio del museo fue abarrotado por completo por la caballada y sus jinetes que participaron en la tradicional cabalgata, que arribó al recinto a las doce del día. Su formación fue elegante y sobria, en la que se tomaron infinidad de fotografías. Engalanó el evento el grupo de damitas que compitieron para reina del festival; al igual que la presencia de los rosareños de mayor edad en la actualidad, en las personas de la señora Ana Grosso Peña, con mas de cien años de vida, y el descendiente directo de la antigua nación Cochimi, el viejo vaquero, señor Teofilo Ortiz García, con cerca de noventa años de edad.

No está por demás recordar que en El Rosario, se celebra desde el año de 1774, el día 7 de octubre, a la patrona del pueblo, “La Virgen del Santísimo Rosario”, y que las festividades de la fundación, recién se iniciaron apenas el pasado año del 2005, como un esfuerzo de los organizadores, con mayor e importante realce en este año de 2010, y que lo hacen con infinito esfuerzo, amor a su tierra, y el interés de proyectar al pueblo en lo cultural, deportivo, turístico, y dar mayor arraigo a la distinción que El Rosario tiene en Baja California, como su pueblo mas antiguo; y que aunque muchos lo saben, no le dan la relevancia que esto merece. No cabe duda que cuando un pueblo se une en torno a lo suyo, se vuelve una sociedad exquisitamente pulcra en la defensa de sus raíces.

Las fiestas de la virgen de El Rosario, en octubre de cada año, tienen tanta importancia y antigüedad como la tiene la festividad del día de muertos, a la usanza de las antiguas misiones, y que a la fecha, la celebración de día de muertos al estilo misional, solo en El Rosario se lleva a cabo, habiendo ya desaparecido en todos los otros pueblos con origen en la institución misional. La de muertos, en El Rosario, es una celebración tan única en México, y que por desgracia muy pocos la conocen fuera de nuestros limites territoriales; es esta una tradición del credo católico, sin embargo muchos que profesan otras creencias en el pueblo, hacen a un lado aquellas sus doctrinas, y abrazan el 2 de noviembre de cada año, esta antiquísima tradición, en clara alusión y respeto a las enseñanzas de sus padres y abuelos, en clara defensa de una de las mas bonitas celebraciones de día de muertos en todo el país; con decir, que el panteón data desde 1802, es de origen misional, y casi a todos los rosareños se les ha sepultado en ese lugar desde aquel remoto año.

Las festividades iniciadas en 2005 por la fundación de El Rosario, realizadas a muy alto costo monetario, y todo tipo de esfuerzos, manifiestan que nacieron con profundo y sólido cimiente, ya que la atmosfera que se proyecta, asemeja como si desde siempre se hubiera realizado, señal inequívoca que su vida será larga, máxime con la ORGANIZACIÓN CULTURAL DE EL ROSARIO, nacida como ha quedado dicho en febrero del presente año, conformada por las personas ya aludidas, dado que la celebración desde 2007, al 2008, casi perdieron el rumbo, de ahí que renaciera con mayor ímpetu la actual organización cultural, con algunos de los participes originales como lo son Carolina, y Guilibaldo Espinoza.

La etapa de la juventud en el ser humano, la etapa de los desasosiegos, de las risas, de la desorientación, nos lleva a creer que todo lo anterior es pasado de moda, que se fueron las cosas viejas con los viejos tiempos, que ya todo lo que podía y debía hacerse, ya fue hecho, que ya nada queda por hacer, por construir, por inventar; Sin embargo, basta con que alguien dé un paso al frente y muestre a los demás, que aun estamos al inicio de tantas cosas que nunca se habían siquiera intentado iniciar.

En El Rosario, tenemos claros ejemplos: El campo de béisbol “Alfonso Espinoza Romo”, iniciado por Herminio Espinoza Romero, la escuela secundaria iniciada por el distinguido y de grata memoria profesor Heraclio Manuel Espinoza Grosso, que merecidamente lleva su nombre; el rescate del antiguo edificio “Padre Salvatierra”, y el museo comunitario fundado por quien esto escribe; la historia escrita del pueblo realizada por quien esto escribe; la escuela preparatoria a iniciativa de Leobardo Espinoza Duarte, con apoyo de Carolina Espinoza murillo, y Rosa Isela Arce Espinoza; la biblioteca publica “Alfonso Espinoza Romo” a iniciativa de quien esto escribe con el valioso apoyo del sector productivo pesquero; el corral de jaripeo iniciativa encabezada por Miguel Ángel Duarte Duarte, el laboratorio de acuacultivo en “La Lobera”, a iniciativa del grupo “Regasa”; el festival de la fundación del pueblo a iniciativa de los aquí homenajeados; por inaugurarse un gimnasio de usos múltiples, iniciativa encabezada por Miguel Ángel Duarte Duarte, por citar solo algunos ejemplos de logros que antes no existían; como no existen ahora por ejemplo:

Una sociedad o patronato de Rosareños con estudios superiores, agrupados para apoyar a los que vienen detrás: No existe una casa de música, una organización que fomente el reconocimiento a los personajes destacados en todos los ámbitos, tampoco existen clubes de jóvenes, o de personas de la tercera edad, donde puedan de a de veras fomentarse y proyectar sus conocimientos, o adquirirlos; tampoco existe una asociación que proteja, estudie, y divulgue lo concerniente a las zonas fosilíferas, a nuestra vegetación única; no existen grupos ni privados ni públicos, que promuevan el turismo ecológico; tampoco existe una asociación que se agrupe para dignificar el panteón donde nuestros muy queridos antepasados descansan, y que algún día nos recibirán allí mismo, bajo esa tierra que hoy pisamos.

Ahora bien, podría escribir varias páginas solo señalando tantas cosas que nunca se han hecho, y que según muchos, “Ya nada hay por hacer”.

Una sola persona, o un solo grupo, no podría atender todas estas u otras necesidades, por esta razón, son muchas las manos, las mentes, y las voluntades que deben sumarse, para hacer crecer en lo mas sublime a este apacible pueblo, y en ello crecer quien realiza un esfuerzo extra en pos del engrandecimiento social.

Que bien por Carolina, por su hija Nicida Patricia, por Guilibaldo, por Antonio Leonel Duarte Higuera, por Ramón Adolfo Loya García, y por todos y cada uno de quienes se han sumado a este grandísimo esfuerzo, gracias por su pasión, por su entrega, por su visión, porque han continuado con su labor a base de mucho esfuerzo, eso es algo que muy bien lo sé. Sé el gran esfuerzo que se requiere para llevar a cabo esos logros, que muchas voces se unen para hacernos perder el aliento, que muchas veces aparecen ingratas corrientes y mezquinos intereses en contra, mientras esas voces e intereses no mueven ni un ápice por mejorar las cosas; sin embargo, la satisfacción para quienes duro trabajan, es infinitamente superior a cualquier esfuerzo, ingratitud, politiquería, o mezquindad; porque en este mundo, si las cosas se quieren hacer bien, nada es fácil; así también, la mayoría de nosotros no aceptamos que nadie se adorne con nuestro esfuerzo, ni le damos crédito a quienes pretenden hacer caravana con sombrero ajeno.

Nada de lo que hagamos, para bien, o para mal, pasara desapercibido, la diferencia consiste, en que los que trabajan para bien, gozarán de grata memoria, la historia los alcanzara para bien; y para los que actúan para mal, solo entregaran a la tierra un cuerpo inerte, pasaran por la vida sin pena ni gloria, y serán olvidados, incluso por los propios, tan pronto como la tierra los arrope.

AUTOR DEL ARTÍCULO:

ING. ALEJANDRO ESPINOZA ARROYO

EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA

SABADO 21 DE AGOSTO DEL 2010.

NOTAS RELEVANTES: Mas datos para la historia que transmitiremos.

Del comité organizador, fundado en febrero del 2010, como: “ORGANIZACIÓN CULTURAL DE EL ROSARIO: OCR”.

Nicida Patricia Collins Espinoza: Presidente: Es hija de Miguel Collins Martínez y de Carolina Espinoza Murillo, nieta de Rubén Collins Sandez, y Rosario Martínez; y de Herminio Espinoza Romero y Evangelina Murillo Peralta; nació en San Quintín, en febrero de 1990. Estudia actualmente el séptimo semestre de la licenciatura en Mercadotecnia y Turismo.

Carolina Espinoza Murillo: Secretaria: Es hija de Herminio Espinoza Romero, y de Evangelina Murillo Peralta; es nieta de Santiago Espinoza Peralta y Bertha Romero Loya, y de José María Murillo Arce y Bartola Peralta Murillo. Carolina es junto con Rosa Isela Arce Espinoza quienes organizaron la documentación oficial para la instalación de la escuela preparatoria en El Rosario, dependiente del Colegio de Bachilleres de Baja California, donde actualmente trabaja.

Guilibaldo Espinoza Valladolid: Tesorero: Es hijo de Zacarías Espinoza Peralta y Francisca Valladolid Duarte, nieto de Cecilio Espinoza Peralta, y de Eloísa Peralta Murillo; y de José Valladolid Ortiz, y Dominga Duarte Espinoza. Es Licenciado en Empresas Pesqueras.

Leonel Antonio Duarte Higuera: Vocal: Es hijo de Margarito Leonel Duarte García y María Elena Higuera Valladolid. Es nieto de Elisandro Duarte Peralta y Octavia García Vidaurrázaga; y de Roberto Higuera Duarte, y Paz Valladolid Duarte. Es licenciado en derecho.

Ramón Adolfo Loya García. Vocal: Es descendiente de la familia Loya Espinoza del rancho “Rosarito de los Loya”.

En este año 2010, en el certamen que se celebró para distinguir la belleza femenina de El Rosario, el orden según los jueces quedó de la siguiente manera:

Reina señorita El Rosario: Kenia D. Loya Peralta

Princesa: Miriam Nahara Meling Vega

Duquesa: Itzel Peralta Sánchez

Reina Mamá 2010: Yulma Inés Espinoza Verdugo

Princesa Diamante Mamá: Noemí Lopez

Princesa Perla Mamá: Liliana Savin Martínez

Duquesa Mamá: María Quintero Aguilar.

Reina saliente: Adriana Lisbeth Acevedo Meza.

De los patrocinadores: Algunos apoyaron en especie, y otros de manera económica.

IMANALOGO, Restaurant “Mama Espinoza”, “Hotel Cabaña”, “Novaclean”, “LM Eventos”, Rancho “Santa Rosa”, Rancho “Beltrán”, Frutería “La Costa”, Grupo Pesquero “Regasa”, Cooperativa de pescadores “Ensenada”, Tortillería “Blanca Eshtela”, “San José” Mercados, Mercado “ABD”, Papelería “Yadhys”, CEMSAD COBACH EL ROSARIO, Mercado “Impulsora Comercial”, Compra-Venta de Ganado “El Vaquero”, Hotel “Baja Cactus”, Mofles “Aviña”, Llantera “San Borja”, Mercado “Wence”, Novedades “Nereida”, “Jersey”, Universidad Xochicalco, Grupo Sentencia Norteña.

Asistió al acto la representación del Instituto de Cultura de Baja California.

Turismo del Estado de Baja California

Desarrollo Social

Se contó con la presencia de la autoridad local en la persona de Jesús Wence Ríos: Delegado Municipal.

Antonio Muñoz, uno de los Promotores en el año 2005 del festival de la fundación de El Rosario, es hijo del profesor Antonio Muñoz Meza, quien en su juventud, era el único rosareño estudiado.

Antonio Muñoz Meza, es nieto por parte de madre de la primer profesora originaria de El Rosario, la señora Doña María de la Luz Echeverria Ortiz, y del Juez de Paz en 1915, Don Francisco A. Meza; bisnieto también del juez de Paz en 1890, Don Teofilo P. Echeverria.

Después de Antonio Muñoz Meza, le siguió como rosareño estudiado el distinguido profesor Heraclio Manuel Espinoza Grosso, precursor de la escuela secundaria del lugar, que merecidamente lleva su nombre; a él le siguió el Ing. Industrial Marco Antonio Espinoza Grosso; años más tarde se sumó el profesor Gilberto Covarrubias Espinoza; y a la par de Gilberto, lo hizo también quien esto escribe, como Ingeniero Civil, Investigador, Historiador, Escritor, rescatador del antiguo edifico “Padre Salvatierra”, y fundador del museo comunitario “El Rosario”; el Ingeniero Agrónomo Carlos Beltrán Lara, el ing. Jesús Cortés, el maestro Leobardo Espinoza Duarte, son otros estudiados de aquellos tiempos, todos dignos representantes del intelecto que engrandecen a El Rosario, y que se enriquecerá amplia y generosamente con toda seguridad cuando los nuevos lleguen a la meta.

En la actualidad por fortuna somos un magnifico número de rosareños estudiados; los hay en casi todas las disciplinas, tan destacados como lo es el Ingeniero en aeronáutica en jefe Felipe Higuera Cochran, descendiente de Rosareños, quien trabaja, en la importantísima Organización del tratado del atlántico norte: OTAN, viajando por todo el mundo, y radica en Alemania.

Con gusto y orgullo tenemos a infinidad de jóvenes en formación, en cuyas manos y bajo su responsabilidad dejaremos el engrandecimiento de nuestro pueblo. Los actuales jóvenes no podrán pasar de largo por la vida sin dejar su semilla, que fructificara de seguro engrandeciéndolos a ellos, y fortaleciendo al pueblo.

No hay comentarios.: