"NUESTRA TIERRA SE LLAMA "BAJA CALIFORNIA", NO SE LLAMA "BAJA":
SOMOS "BAJACALIFORNIANOS", NO SOMOS "BAJEÑOS"...

lunes, 1 de julio de 2013

El Rosario, Baja California, a 239 años de distancia.

Pueblo con mayor antigüedad en el actual estado de Baja California.
Por Ing. Alejandro Espinoza Arroyo
El Rosario, Baja California
Martes 2 de Julio de 2013
Artículo número 114
Patente número 1660383
Somos de Baja California, no de Baja.

Nuestras tradiciones son cultura y conocimientos, valoremos y conservemos nuestro legado.
En 1535, por medio de Hernán Cortés, el imperio español  hizo acto de presencia en el sitio que nombró como bahía de la ‘Santa Cruz’, hoy bahía de La Paz, Baja California Sur, donde permaneció durante un año.
Francisco de Ulloa, fue el primer europeo que en 1539, arribó a la región que 235 después sería área de la misión de “Nuestra Señora del Santísimo Rosario de Viñadaco”.  A fines de abril de 1539, Ulloa arribó  a un punto geográfico que bautizó como “Punta del Engaño”,  que posteriormente se conociera como, “Punta Baja”, sitio donde inicia la bahía de El Rosario, en el océano pacífico. Es Punta Baja, una pequeña península de unos cuantos metros sobre el nivel del mar, de ahí que lleve ese nombre.
El navegante portugués Juan Rodriguez Cabrillo,  al servicio de España, arribó a Punta Baja, en 1542, siendo el segundo europeo en nuestra actual tierra rosareña.
Desde 1535, el imperio regresó poco a la península, sin embargo, 155 años pasaron desde las exploraciones de Rodriguez Cabrillo,  para que en 1697, se estableciera el imperio de manera definitiva, iniciando su ingreso por tierra en Loreto, en la actual Baja California Sur.
Los misioneros jesuitas llegaron a la California en 1697, permaneciendo en la península poco más de setenta años,  fundando misiones por toda la agreste geografía, desde San José del Cabo, extremo sur peninsular,  hasta Santa Maria de Los Ángeles, fundada en 1766,  que para entonces era la misión frontera, la más norteña del avance del imperio.  En 1768 los jesuitas salieron de aquí, ya que habían sido expulsados de los dominios de España en 1767, llegando la noticia a California en 1768, siendo sustituidos en la California por los misioneros Franciscanos, quienes desembarcaron en Loreto, en Abril de 1768.
En 1772 las ordenes Franciscana y Dominica, establecen la división entre la Antigua California y Nueva California.
Los dominicos recibieron de los franciscanos las misiones de la Baja California en 1773, fundando en 1774 la primera misión de esa orden, siendo Nuestra Señora del Santísimo Rosario de Viñadaco, que dio lugar al pueblo de El Rosario. La última de las fundaciones de aquella orden religiosa, fue la misión de Nuestra Señora de Guadalupe del Norte, fundada en 1834.
En la región de El Rosario, los españoles llegaron primeramente a la sierra, donde fue fundado el ‘paraje’ de San Juan de Dios por el jesuita Wenceslao Link, el 8 de marzo de 1766, que aunque el sitio políticamente perteneció a partir de 1769, y durante toda la época misional, a San Fernando Velicatá; actualmente pertenece a la Delegación de El Rosario, al igual que el propio San Fernando Velicatá.
-Desde 1755, en calidad de apoyo en las exploraciones para la fundación de nuevas misiones, el español Juan Nepomuceno Espinoza, apoyaba a los misioneros, quien según la tradición de nuestra familia, se encontraba presente en la fundación de San Juan de Dios, en 1766, y en la de El Rosario, en 1774. Al estar presente un representante de nuestra familia ‘Espinoza’, en la fundación de El Rosario, hace a nuestra familia, una de las más antiguas en Baja California-.
En mayo de 1769, en viaje por tierra desde Loreto, el franciscano Fray Junípero Serra, presidente de las misiones peninsulares, viajando con rumbo a San Diego, Alta California, fundó la misión de San Fernando Velicatá, dejando como ‘visita de la misión’ a San Juan de Dios.
-El ‘espacio vacío’, o ‘sin evangelizar’ que en 1769, quedaba entre San Fernando Velicatá y San Diego, fue la región donde los dominicos fundaron las misiones desde El Rosario, hasta El Descanso, en las inmediaciones de la actual línea fronteriza de México con Estados Unidos de América-.
Según Pablo L. Martínez, en su obra: Guía Familiar de Baja california: 1700-1900, relata que en el archivo general de la nación encontró un documento  que trata sobre la exploración del valle y arroyo de Viñatacot, en territorio de la nación cochimi previa a la fundación de la misión. El explorador fue un hombre de apellido “Morillo”. No se sabe si en la actualidad ese apellido exista en la península, tal vez derivó en el actual que es “Murillo”.
En Julio de 1774, el presidente de las misiones peninsulares  Fray Vicente Mora, asistido por Fray Francisco Galisteo, fundó la primera misión dominica a la que denominó: “Nuestra Señora del  Santísimo Rosario de Viñadaco”, quedando a cargo de Fray Francisco Galisteo, con apoyo de Fray Miguel Hidalgo.

ALGUNOS DE LOS PRIMEROS BAUTISADOS EN EL ROSARIO.
       Otros datos de relevancia histórica para El Rosario, son sus primeros pobladores bautizados como ‘rosareños’, siendo los nativos cochimi que recibieron por nombres: Francisco Lucas, Luis, Elena, Úrsula, Ángela, Martin, Maria de los Rios, Francisca del Pino, y Miguel; y por otra parte, el mestizo Gavino Arce.

En  tres asientos de los bautismos de la misión de El Rosario, tres meses después de su fundación, se lee:
“Fray Francisco Galisteo a 16 de Octubre de 1774 bautice en la misión de El Rosario a cinco gentiles (indios), dos hombres, a quienes puse por nombres: Francisco Lucas, y Luis; y a tres mujeres: Elena, Úrsula, y Ángela. De todos fue compadre espiritual Ignacio Flores, Cabo de Escolta, quien debe ver el parentesco espiritual y demás obligaciones… Fray Francisco Galisteo”.

“Día 24 de Octubre de 1774 bautice en nombre de la iglesia de la misión de El Rosario a un adulto como de 30 años, a quien puse por nombre MIGUEL HIDALGO, fue su padrino Bernardo, indio de ‘La Cava’, a quien advertí sobre su parentesco espiritual y demás obligaciones y para constancia lo firme el expresado día. Fray Miguel Hidalgo”.
“Día 25 de octubre de 1774, bautice solemnemente en la iglesia de la misión del Rosario a dos hombres y a dos mujeres a quienes puse los siguientes nombres: Hombres: Gavino, y Martin. Mujeres: Maria de los Rios, y Francisca del Pino. Fueron sus padrinos: Jose Maria, de Gavino, y Ángela de las mujeres. El primero (Gavino) hijo del soldado (Jose) Gabriel Arce, y una india de casa. Les advertí el parentesco espiritual y demás obligaciones. Fray Miguel Hidalgo”
Tenemos entonces que los primeros apellidos formalmente registrados en El Rosario son: Hidalgo, y Arce.
Aunque el apellido ‘Hidalgo’, no prosperó,  fue de sangre cien por ciento ancestral cochimi. Hasta donde se sabe: ‘Arce’, fue el primer apellido en El Rosario, era  de sangre española e indígena.
Así, GAVINO ARCE, se convierte en el primer rosareño, quien fuera hijo  del soldado misional de origen sinaloense Jose Gabriel Arce, y de una ‘india de casa’, siendo bautizado el 15 de octubre de 1774, por Fray Miguel Hidalgo, como ha quedado asentado líneas arriba. Aunque son los ‘Ortiz’, descendientes por línea materna de los cochimi bautizados como ‘Domingo Aguilar y Columba Savin’, los representantes más antiguos en El Rosario, ya que son descendientes directos de sangre cochimi milenaria en el pueblo.
Los ‘Arce’ antiguos que en la actualidad habitan en El Rosario, y en toda la península son descendientes del propio Jose Gabriel Arce, que fue soldado misional o de cuera.
SOBRE LAS TRADICIONES.
         Dos son las fiestas misionales tradicionales que históricamente se han celebrado en El Rosario, desde 1774, siendo: El 7 de octubre, día de la Virgen de El Rosario.
Otra de vital importancia es, la tradición de ‘velar’ por la familia a sus muertos el dos de noviembre de cada año; interrumpida en dos ocasiones: En 1848, a la pérdida del norte de México, y en 1911 por acciones de guerrillas encabezadas por  Emilio Guerrero, originario de Mulegé, Baja California Sur.
         Otra fiesta tradicional, que inició al parecer en 1833 en El Rosario, son los festejos de la independencia de México, mejor conocidas como: “Fiestas Patrias”; aunque por escrito se tiene registro del ‘Grito de Independencia” de 1910. Las ‘Fiesta Patrias’ de 2013, las promueve la asociación civil: “Trabajamos por mi histórico pueblo y Yo, El Rosario, Baja California, A.C.”
      La fundación de la misión, se empezó a festejar en julio de 2005, a iniciativa de Carolina Espinoza Murillo, Nícida Patricia Collins Espinoza, Leonel Duarte Higuera, y Guilibaldo Espinoza Valladolid, entre otros.
       En 2013, los festejos del 239 aniversario de la fundación del pueblo, los organiza un grupo encabezados por la doctora Enedina Meza Tambo, nativa del pueblo, y descendiente por línea materna de la antiquísima comunidad “El Mayor Cucapah”, ancestral linaje asentado en la desembocadura del rio colorado, por el lado de Baja California.
       Por lo anterior, deseo felicitar a mi desértico y entrañable terruño El Rosario, Baja California,  que a 239 años de distancia de su fundación, cuenta con la distinción de ser el pueblo con mayor antigüedad del actual estado de Baja California, y que pese a lo abandonado y arrinconado que siempre ha estado, para ninguna generación de rosareños, ha sido fácil subsistir, esperando que tengamos los actuales rosareños la sabiduría suficiente para heredarles a nuestros descendientes, un pueblo digno y tan lleno de historia como siempre ha estado.

AUTOR DEL ARTÍCULO:

ING. ALEJANDRO ESPINOZA ARROYO
EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA
02 DE JULIO DE 2013.

El presente, es trabajo intelectual de su autor, quien lo protege bajo patente número 1660383, se permite su uso, siempre y cuando no sea con fines lucrativos, comerciales, políticos, ni religiosos de ninguna índole.

Nota 1: No confundir a Fray Miguel Hidalgo, con  Don Miguel Hidalgo y Costilla.

Nota 2:
La siguiente es información proporcionada por la Doctora Enedina Meza Tambo, relativa a las personas que organizan los festejos para celebrar el 239 aniversario de la fundación de El Rosario, Baja California.


Dariana Acevedo Meza, Adriana Acevedo Meza, Briana, Fátima Murillo Grosso, Christián, Yanitza Meza Gómez, Jesus Germán Loya Valladolid, Soraya y Carlos Avalos, Joshua Rodriguez Espinoza, Carlos Román Arce, Briayan Martinez Arce, Guadalupe Acevedo Alvarado, Dionisio Meza Tambo, Eneida Meza Tambo, Nereida Castillo Meza, Saúl Moreno Peralta, ‘Pato’ Moreno Peralta, Gretchen Loya, Dalia Hernández Duarte, Karla Hernández Duarte, así como sus familiares, entre otras personas. 

No hay comentarios.: