"NUESTRA TIERRA SE LLAMA "BAJA CALIFORNIA", NO SE LLAMA "BAJA":
SOMOS "BAJACALIFORNIANOS", NO SOMOS "BAJEÑOS"...

jueves, 15 de diciembre de 2011

ORIGEN DE LA FAMILIA “VALLADOLID” EN EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA, MEXICO.

Por Ing. Alejandro Espinoza Arroyo
Jueves 08 de Diciembre de 2011.
 
La Villa de la Concepción, hoy llamada Ciudad Guerrero, en el norteño Estado mexicano de Chihuahua, es un antiguo asentamiento de origen misional, enclavado en el Municipio de Guerrero, en el valle del Papigochi, a orillas del rio del mismo nombre, en la sierra madre occidental, en cuyo lugar fue fundada en 1649 la misión del Papigochi, localizada cerca de Básuchil o Borjas.
En ese lugar, antes llamado “Villa de la Concepción”, nació hacia 1860, Manuel Valladolid Apodaca, quien fue el primero de su linaje en arribar a El Rosario.
Fue hacia 1880, cuando en viaje con otros aventureros, siguiendo los senderos ancestrales de la nación Tarahumara, sobre el sinuoso camino, casi inexistente sobre el río Papigochi, que desemboca en el río Yaqui, en el Estado mexicano de Sonora, vecino de Chihuahua, por donde viajaron Valladolid, y los demás, rumbo a la costa, con la finalidad de proseguir con rumbo a Baja California, que entonces presentaba mejores oportunidades de trabajos en minerías, y vaquerías, ya que el intenso frío de Chihuahua, en poco le permitía ganarse la vida. Aunque eran los “decires” sobre una misión perdida, la que en realidad lo atrajo a estas tierras peninsulares.

En el verano de 1989, en cerrada conversación que sostuve con Doña Faustina Valladolid Ortiz, hija menor de Valladolid, nacida en El Rosario en octubre de 1901, refirió la travesía que su padre había seguido desde aquellas lejanas tierras chihuahuenses, a lomo de mula, hasta llegar a Hermosillo, pero antes había estado en la desembocadura del río Yaqui en el mismo Estado de Sonora, y de ese lugar cabalgar hacia el noroeste, cruzando el árido desierto sonorense, arribar a ”La Posta de Los Algodones, Baja California”, donde se quedó trabajando con unos chinos, en cuyo lugar conoció a la gente de José del Carmen Espinoza Salgado, de El Rosario, quien enviaba en ocasiones a través de la sierra y el desierto, partidas de ganado para intercambiar con los chinos por bienes de consumo y herramientas.

Cuando los vaqueros de Espinoza regresaron a El Rosario, Valladolid “se les pegó”, viajaron en su recua de mulas, cruzando el valle, y costeando el golfo de California después, a lo largo del desierto, para luego de días de cabalgar subir por las “Caydas del desierto”, hacía la sierra de San Pedro Mártir, y sobre la cumbre de la serranía, viajar hasta el “Rancho La Suerte”, propiedad de Espinoza, y de aquel lugar al rancho grande de San Juan de Dios, también propiedad de Espinoza.

Para Valladolid, hombre de unos 20 años de edad entonces, aquel viaje significó el colocarse como vaquero en el rancho San Juan de Dios, significó también, que como muchos otros, antes y después que él, se quedaría para siempre en ésta tierra, dejaría su prole, y sobretodo, ésta tierra lo recibiría cuando los años se le vinieron encima, y hubo de partir por el camino sin regreso.

Allá en su tierra natal, se había desempeñado en la minería, y al igual que otros había escuchado hablar de la “Misión Perdida” que en Baja California, atesoraba las riquezas que los misioneros jesuitas no habían podido llevarse cuando se les expulsó de los territorios entonces españoles, en 1767; tal leyenda lo atrajo, aunque en el viaje desde el valle que, décadas después llamarían Mexi-Cali, a El Rosario, los vaqueros lo desanimaron, ya que la tal misión perdida, nadie jamás la había visto, y mucho menos sus tesoros; por tal motivo Valladolid se aseguró de obtener un puesto que le redituara al menos la alimentación, habitación, y algunas prendas de vestir, y de ser posible la paga de veinticinco centavos plata al mes.

Una tarde le indicó su patrón Espinoza, que se alistara pues debía salir de madrugada junto con otros vaqueros para “El Rosario”, y como así lo hizo, pronto conoció el suelo que a su partida de este mundo lo habría de recibir.
El tal viaje de San Juan de Dios a El Rosario, era a la casa de Rosario Ortiz Espinoza, con la suerte, -recordaba doña Faustina-, que en esa ocasión se conocieron mis padres, pues una chica le sirvió café, la que más tarde sería su esposa: Encarnación “Chona” Ortiz Aguilar, mi madre.

Valladolid, que también era herrero de minas, oficio que había aprendido en su natal Chihuahua, pronto se dedicó a trabajar, cuando ya se había casado, en la herrería de Federico Ortiz Espinoza, y de su hijo Federico Tomas Ortiz Pellejeros; tío y primo hermano de Encarnación.

En cierta ocasión Valladolid quiso regresar a Chihuahua, esto fue en 1883, pero como ya había nacido su hijo “Modesto”, la familia se le paró de uñas, y no lo dejaron partir, ni lo siguieron, así que desde aquel año, y con las condiciones impuestas por la familia, y por un pedazo de tierra que le obsequió Carlos Espinoza Castro, poco antes de su muerte, se quedó de manera permanente en la que 74 años después vendría a ser mi tierra natal.

Don Manuel Valladolid Apodaca, hombre sin vicios, enteramente dedicado a los suyos, con el tiempo fue propietario de las tierras que aun pertenecen a esa familia, en El Rosario, de Arriba; en los terrenos donde se encuentra la escuela primaria “Francisco I. Madero”, y donde se encuentra la clínica de Salud, que del otro lado de la calle colinda con la escuela; y que después pasaron a manos de su hijo José “Pepe Garrucha” Valladolid Ortiz, nacido en El Rosario, en 1894.
Muy poco se dedicó a la pesca, por no decir, que no lo hizo, sin embargo, la agricultura, y la cría de animales domésticos, de corral, caballar, y vacuno, fueron sus principales actividades; pasando por la recolección de frutas y avellanas silvestres, como la jojoba, que con los trabajos de herrería complementaba el sustento familiar.

Don Manuel Valladolid Apodaca, y Encarnación Ortiz Aguilar, procrearon basta familia: Modesto, Josefa, Rebeca, Manuel, José, Anna, y Faustina, nacieron entre 1883, y 1901.

En la actualidad los representantes “Valladolid” en el pueblo, son los descendientes de José, quien casado con Dominga Duarte Espinoza, dejaron tronco familiar más o menos numeroso.

Hombres de la talla de Valladolid, Espinoza, Collins, Vidaurrázaga, Duarte, Montes, Marrón, y tantos otros, y desde luego, el amplio apoyo que de sus familias recibieron, es que ahora se pueden destacar sus proezas, antes que el inexorable paso del tiempo las borre.
 
 
AUTOR DEL ARTÍCULO:
 
ING. ALEJANDRO ESPINOZA ARROYO
EL ROSARIO, BAJA CALIFORNIA, MEXICO.
JUEVES 08 DE DICIEMBRE DE 2011.
 
El presente trabajo es investigación de orden intelectual, pertenece al autor, quien lo tiene protegido bajo patente número 1660383; se permite utilizar la información, siempre y cuando se cite la fuente, y se den los créditos correspondientes.
 
NOTAS RELEVANTES:
 
Manuel Valladolid Apodaca fue casado con la Rosareña Encarnación Ortiz Aguilar; sus hijos fueron casados con:

Modesto con una muchacha de la familia “Loya” del rancho El Rosarito, padres de Auda Valladolid Loya, quien fuera esposa de Manuel “Tehua” Espinoza Peralta, hermano menor que seguí a mi abuelo Alejandro “Negro”.

Anna casó con Salvador “Cuatito” Duarte Espinoza: Sus hijos fueron: Filipina, Celestina, Amado, Salvador “Chavalo Duarte”, Guadalupe “Lupe la de Toba”, entre otros.

Rebeca no fue casada, poseía una tienda en El Rosario de Arriba, donde ahora se encuentra el mercado “Impulsora Comercial”; aquella tienda se llamó “La Hormiguita”.

José “Pepe Garrucha” fue casado con Dominga Duarte Espinoza; sus hijos fueron: Francisco, Manuel, Simón, Lidia Ramona, Guadalupe “Lupe la de Ramón Meza Pellejeros”, Norberto “Beto Valladolid”, Teodoro, Paz “De Roberto Higuera Duarte”, Martha, y Dionisio.

Josefa fue casada con Concepción “Chinito Duarte” Duarte Espinoza; sus hijos fueron: Rosario “Chayo Juit”, Anastasio “Ticho Duarte” o “Sam pin Duarte”, Raymundo “Santos Duarte”, Pablo “Gaby Duarte”, Concepción “Chiro”, Esther, Enriqueta, Maria Magdalena “La de Chayulín Espinoza”, Alejandra “La de Juan Peralta Acevedo”, y Julia “la de Ricardón Sandez Gonzalez, Gertrudis “Tulita esposa de Lázaro Peralta Acevedo”.

Faustina fue casada con Francisco “Chicurales” Duarte Espinoza; sus hijos fueron: Leobardo “Balo Duarte”; Bertha “Güera del Benny Reseck Núñez”; Telesforo, Anselmo, Jorge “Caco Duarte”, Rubén, Herminia “Mina”, Luis “Zurdo Duarte”, Balbina.

Tres hermanos y una hermana Duarte Espinoza, se casaron con tres mujeres y un hombre Valladolid Ortiz; y fueron:

Concepción “Chinito”, Francisco “Chicurales”, Salvador “Cuatito”, y Dominga Duarte Espinoza, se casaron con: Josefa, Faustina, Ana, y José “Pepe Garrucha” respectivamente, así que muchos confunden a las familias pues se apellidan igual, pero son hijos de distintos matrimonios.

A Don José Valladolid Ortiz, se le conoció como “Pepe Garrucha”, porque por su estatura le querían decir “Garrocha”; y como en mi tierra le quitan, le ponen, o cambian letras de las palabras, Garrocha, derivó en “Garrucha”. Don Pepe y Doña Dominga, su esposa, fueron grandes anfitriones en las fiestas navideñas en El Rosario, ya que cocinaban hasta 2,500 y 3000 tamales solo para invitar al pueblo a comer; y luego Don Pepe los deleitaba con sendas canciones que acompañaba con su guitarra, que muy bien tocaba. Ver el artículo: “José Valladolid Ortiz, Dominga Duarte Espinoza; Lázaro Peralta Acevedo, y Gertrudis “Tulita” Duarte Valladolid”, en esta misma bitácora.



Aquí lo tienen, el chihuahuense: Don Manuel Valladolid Apodaca, cuando ya contaba con unos ochenta años de edad; lo acompañan sus hijos, y nietos: El de pipa es José “Pepe Garrucha”, su esposa Dominga Duarte Espinoza, justo enfrente de él. Foto El Rosario, B.C. 1920: Me la obsequió Faustina Valladolid Ortiz, en 1988.


Faustina Valladolid Ortiz, y Francisco “Chicurales” Duarte Espinoza, el día de su matrimonio: El Rosario, B.C. 1919.: Me la Obsequió Faustina.


Boda de Francisca Valladolid Duarte, la hija menor de “Pepé Valladolid” y de Dominga Duarte Espinoza; el dia en que se casa con Zacarias Espinoza Peralta. El Rosario, Baja California, hacía 1954. Foto que me facilitó Francisca. La niña de blanco junto a la novia, es Cecilia “Chacha” Peralta Espinoza.



Auda Valladolid Loya, y Manuel “Tehua” Espinoza Peralta, siendo acompañados por mis hijos Alejandro, y Laura Delia, y el autor de este trabajo: Foto en Ensenada, B.C. 1995: Tomada por Maria Magdalena Jáuregui López de Espinoza.



Anastasio Peralta Duarte, El Autor, Esteban Duarte Loya, y Rubén Duarte Valladolid;
El Rosario, B.C. hacia 1995. Foto: Alejandro Espinoza Jáuregui.


Anastasio “Ticho Duarte” o “Sam Pin” Duarte Valladolid.
Fue un hombre muy generoso, no dejó familia, nunca se casó;
Falleció hacía 1981. La última vez que lo vi, iba vestido
De revolucionario, con carrilleras, carabina 30-30,
Sobre un carro de mulas, el 20 de noviembre de 1980,
Amablemente saludaba a la rancherada.



Simón Valladolid Duarte, sentada su madre
Dominga Duarte Espinoza.
El Rosario, B.C., hacia 1950.



Roberto Higuera Duarte, su esposa Paz Valladolid Duarte, y su familia.

Desconozco el año.


Enriqueta, Julia, hija de Julia, y Esther Duarte Valladolid: Desconozco el año. Enriqueta fue esposa de Manuel “Pachuco “Sandoval; Julia de Ricardon Sandez Gonzalez, y Esther de Antonio Pucci Garcia.


Delegado de El Rosario, Don José “Pepe Garrucha” Valladolid Ortiz,
y su consuegro Rosario Meza Arce. El Rosario, B.C. hacía 1950.



Mi abuelo Alejandro “Negro” Espinoza Peralta;
José “Pepe Garrucha” Valladolid Ortiz, y Cristóbal Gilbert Murillo.
El Rosario, B.C. 1942: Foto que me obsequió mi abuelo.



Juan Acevedo Valtierra el día en que se casa con Francisca Bejarano Duarte: Los acompaña Pablo Duarte Valladolid. El Rosario, B.C., hacia 1960.




Guadalupe Valladolid Duarte, el día en que se casa
con Ramon Meza Pellejeros; El Rosario, B.C. hacia 1951.




El día en que se fundó el Museo Comunitario “El Rosario”, en edificio que en 1992 se encontraba en ruinas; construido en 1921, y rescatado por el autor de estos trabajos entre 1992 y 2008, con apoyo del INAH, la comunidad, algunas empresas, y algunos profesionistas. El primer recurso para la rehabilitación fue el producto de la venta de mi primer libro “LOS ROSAREÑOS”, que doné de manera íntegra, para rescatar la escuela a cuyo recinto el primer alumno que entró en diciembre de 1921, fue mi abuelo Alejandro “Negro” Espinoza Peralta, y quien antes de fallecer en 1991, me pidió que me hiciera cargo de que no se destruyera esa joya, como así lo hice, con un mar de problemas, y gastos de mi propio bolsillo, y durísimo trabajo que de manera personal ejecuté.
Aparecen en la foto en primer fila: Lidia Ramona, y Guadalupe Valladolid Duarte, Maria Grosso Duarte de Cousiño, Manuel “Tehua” Espinoza Peralta, Jesus “Tío Chuy” Espinoza Arce, Ana Grosso Peña, y Jose Manuel Rodriguez Ramirez.
Foto: Maria Magdalena Jáuregui Lopez de Espinoza: 09 de Octubre de 1994.




Darío Rabago, Teófilo Ortiz Garcia, Benjamín Reseck Núñez, Rosario “Chayo Juit” Duarte Valladolid, Jesus “Tío Chuy” Espinoza Arce, al fondo Rodhe Dicochea Gaxiola, Concepción Reseck Duarte, y Manuel “Tehua” Espinoza Peralta:
Foto: Después de inaugurar la primer etapa del Museo Comunitario “El Rosario”, 9 de octubre de 1994. Foto: Ing. Alejandro Espinoza Arroyo.
Los viejitos rosareños en 1994, y que aun vivían de los primeros alumnos de la escuela “Padre Salvatierra”, en 1921, Fueron los invitados de honor, para que atestiguaran aquel difícil y penoso logro. Muy contentos y con lágrimas que corrían por sus mejillas, me felicitaron aquel día, por la tarea tan pesada que me eché a cuestas, y que saqué adelante.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Pathogens and tоxic elements can easily be smаshed with
a high tempеrаture anԁ sаve the planet globallу.

Meeting project deaԁlineѕ dοesn't must be hard, actually it's quіte eаsy,
and hеre, ωe'll offer you 10 tips on how to make sure that those deadlines don't jump uр on you.

Do thеy nеed to check with you or ωould they
use discrеtiοn tο complete on thеir unique.


Look at my weblog ... check out the post right here At online business courses

Anónimo dijo...

Higheг Educatіon Аԁmіnistratіon gіves huge
the ρossiblіlity to get prestigious poѕitiοn
in society. This is due to the growing neеd for corгeѕpondence leaгning among a
largе sectіon of ροpulation, pаrticularly the οnes
movіng intο remote aгeаs who cannot get access
to rеgular cοllegеѕ or universities.
They ԁeаl with the technіcal elements
of running а busineѕs, ωhich іn turn
includes οffіcе tasks.

Μy weblog - bachelor s degree business management

Anónimo dijo...

Heу! Ι juѕt ωanted to ask if you ever havе anу trοuble with hаckеrs?

Μy last blog (wordpгeѕs) wаѕ haсkеd аnd Ӏ ended up loѕing
many months of harԁ work ԁue to no back uρ.
Do you havе аnу methoԁѕ to ρrotect agaіnst
haсkeгѕ?

Take a look at mу web ρаge - middle school math teachers salary

Anónimo dijo...

I ωaѕ curious if yοu еver thought of changing the
lаyout of your site? Its very well ωrittеn; I love whаt youve got
to say. But maybe you could a little more in the
way of сontent so peοple сould
conneсt with it bеtter. Youve got an awful lοt of teхt foг οnly having
one or twο pictures. Mаybe уou could space it out bеtteг?


my page; education For sports management degree

Anónimo dijo...

I'm not sure exactly why but this web site is loading very slow for me. Is anyone else having this problem or is it a problem on my end? I'll check bаck later and seе
if the problem still exists.

my site physical therapist hospital salary

Anónimo dijo...

If this sounds liκe you, you will want tο leаrn about
the еxciting develοpments among Lancaster PA implаnt dentists.
Dental dіseases are based on teeth problemѕ.
Once therapy is complete yοu could posѕibly be prescribеd wіth
veneers or croωns to help improve the look of
one's smile.

My page - how much is a dental assistants salary

Anónimo dijo...

Thеу do paу nevertheless, уou саn nоt ѕchedule bills
or anything around it, ωеll after a сouple оf months I found they genеrally pay twіce a month οncе between the fifth
towardѕ the eleventh and last frοm your twentіеth to thе thiгtiеth.
Υou will muѕt be willing to have the assigned work сomplеtеԁ in the time-frаme it гeаlly
is nеeԁed by thе organizatіon. Yоu rесеivе hourly
pay, which means yοu know еxаctly whatever уou'll make every week because you'ѵe
gοt aѕsigned hourѕ alоng with thе ρаy rate.


Feel frеe to surf to my web-site; how to work from home

Anónimo dijo...

Ηighly proactive bгoκеrs
will іmpart knoωlеԁgе cоncerning how
to sucсeed in buy permit investment. On anοther
hаnd, those tax accountants don't get better exposure and training who assist those firms which might be not specialized operational accounting. This may be the purpose for your advancement from the role of the accountant inside a administration team.

Here is my blog: accountant us salary